Otro

Un nuevo estudio dice que los cacahuetes son tan saludables para la diabetes como las almendras


Las almendras no son las únicas nueces que debe comer para regular mejor el azúcar en sangre.

Cada producto que presentamos ha sido seleccionado y revisado de forma independiente por nuestro equipo editorial. Si realiza una compra utilizando los enlaces incluidos, es posible que ganemos una comisión.

Cuando se trata de espolvorear nueces sobre avena o yogur, los cacahuetes a menudo se pasan por alto en favor de nueces más estimulantes, como las almendras o los pistachos. (Sí, los cacahuetes son técnicamente legumbres, pero básicamente pensamos en ellos como una nuez).

La mantequilla de maní probablemente siempre seguirá siendo popular, pero con las nuevas cremas para untar de mantequilla de nueces en el mercado, toneladas de personas también están haciendo el cambio para siempre.

Manténgase al día sobre lo que significa saludable ahora.

Suscríbase a nuestro boletín diario para obtener más artículos excelentes y recetas deliciosas y saludables.

¿Por qué? Bueno, se han realizado muchos estudios sobre los beneficios de comer otras nueces para la salud del corazón, un mayor contenido de grasa "buena" y fibra, por lo que la gente ha comenzado a pensar que los cacahuetes son una nuez menos valorada para picar crudos y agregar a su mezclas de frutos secos favoritos.

¡Pero es hora de cambiar tu forma de pensar! Resulta que, contrariamente a la creencia popular, los cacahuetes tienen tantos beneficios saludables para el corazón que regulan el azúcar en la sangre como las almendras.

Según un estudio publicado en la revista Nutrientes el mes pasado, comiendo dos porciones de maní proporciona los mismos beneficios para las personas con diabetes tipo 2 que obtendrían al comer almendras.

En este estudio, 25 participantes consumieron una dieta baja en carbohidratos durante 12 semanas y tomaron una porción de maní o almendras dos veces al día. Descubrieron que no había diferencias en la mejora de los niveles de glucosa en sangre y de hemoglobina A1c (un factor para determinar la regulación de la glucosa en sangre a largo plazo) entre los dos grupos.

"La conclusión aquí es que las personas con diabetes deben consumir nueces para recibir los muchos beneficios glucémicos y cardio-metabólicos y pueden sentirse seguros al elegir los cacahuetes, que son menos costosos y más apetecibles para la mayoría de los consumidores", dice Lauren Harris-Pincus, MS, RDN , autor de El club de desayuno repleto de proteínas.

He aquí por qué: "La grasa, la fibra y la proteína en los cacahuetes ayudan a retardar la digestión y disminuyen los picos de azúcar en sangre e insulina; agregar más de estos a la dieta diaria puede ayudar a impactar [y mejorar] el control diario de la glucosa en sangre", dice Dana Angelo White, MS, RD, ATC autor de Batidos saludables, rápidos y fáciles.

Además, tienen muchos otros beneficios nutricionales. “Los cacahuetes son una fuente inagotable de nutrición con más proteínas que cualquier nuez, grasas buenas y una fuente de una variedad de vitaminas y nutrientes. Contienen arginina y resveratrol, asociados con la salud del corazón, y son una buena fuente de fibra, niacina, ácido fólico y manganeso, solo por nombrar algunos ”, dice Harris-Pincus.

¿Cuánto necesitas comer?

Cualquier cosa ayudará, pero bloquear esas dos porciones al día, como se indicó en el estudio, lo ayudará a obtener el máximo beneficio. "Este estudio usó 2 porciones al día, así que apunte a 1 onza de nueces (aproximadamente 28 maní) en una ensalada o batido y luego 2 cucharadas de mantequilla de maní en un pastel de arroz o manzana como refrigerio más tarde en el día", sugiere Blanco.

Además, es mejor consumir maní en dos momentos distintos durante el día para ayudar con el control diario del azúcar en la sangre, agrega White. “Esto también podría lograrse con otros alimentos ricos en fibra / proteínas / grasas saludables, no solo cacahuetes o almendras”, dice.

Si está agregando maní a su día, busque productos sin sal y sin aditivos. “Al elegir la mantequilla de maní, siempre sugiero la mantequilla de maní natural sin aceites ni azúcares añadidos para proporcionar la misma nutrición que los maníes enteros”, dice Harris-Pincus.


Diabetes tipo 2: los 5 mejores frutos secos para el control del azúcar en sangre y la reducción de peso

Nueva Delhi: Su estilo de vida, en particular la dieta, puede tener un gran impacto en su salud en general cuando tiene diabetes. Por ejemplo, las nueces son una excelente opción alimenticia para las personas con diabetes tipo 2, ya que están repletas de nutrientes que pueden ayudar a mantener controlado el azúcar en la sangre, promover la salud del corazón e incluso ayudar a perder peso.

Las nueces se consideran una opción de súper bocadillo para los diabéticos porque son bajas en carbohidratos pero altas en nutrientes como proteínas, fibra, grasas saludables y antioxidantes. Sin embargo, las nueces saladas pueden aumentar el riesgo de complicaciones asociadas con la diabetes. A continuación, presentamos cinco de los mejores frutos secos para las personas con diabetes. Leer - Consejos dietéticos para la diabetes tipo 2: 5 alimentos que aumentan el nivel de azúcar en la sangre y provocan un exceso de grasa abdominal en los diabéticos


¿Cuáles son los mejores frutos secos para la diabetes?

El estilo de vida tiene un impacto significativo en la diabetes tipo 2, y la dieta juega un papel importante. Las nueces son una buena fuente de nutrición y brindan una variedad de beneficios para la salud. Sin embargo, algunas nueces son mejores que otras para las personas con diabetes.

Alrededor de 30,3 millones de adultos en los Estados Unidos tienen una forma de diabetes. Una dieta saludable puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y reducir el riesgo de complicaciones.

Las nueces son uno de varios alimentos que la Asociación Estadounidense de Diabetes enumera como beneficiosos para las personas con esta afección.

En este artículo, describimos por qué los frutos secos pueden ser útiles para las personas con diabetes y analizamos cinco de los mejores frutos secos para incorporar a una dieta saludable.

Share on Pinterest Las almendras pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas en personas con diabetes tipo 2.

Las nueces contienen altos niveles de grasas beneficiosas.

Las grasas insaturadas en los frutos secos realizan una variedad de funciones importantes, como apoyar el crecimiento celular y proteger los órganos, incluido el corazón.

Además, las nueces son ricas en proteínas, un nutriente esencial, y contienen una variedad de otros nutrientes que son importantes para la salud física, que incluyen:

  • fibra, como vitamina E
  • tiamina
  • minerales, como magnesio y potasio
  • carotenoides
  • fitoesteroles

Sin embargo, no todos los frutos secos benefician a las personas con diabetes. Por ejemplo, es importante evitar las nueces saladas porque la sal puede aumentar el riesgo de complicaciones.

Los siguientes son los mejores frutos secos para las personas con diabetes:

Las almendras tienen una variedad de beneficios para las personas con esta afección.

Un estudio de 2011 encontró que la incorporación de almendras en las dietas de los participantes con diabetes tipo 2 durante 12 semanas afectó positivamente el azúcar en sangre y redujo el riesgo de enfermedad cardíaca.

Un estudio más reciente, de 2017, analizó el efecto del consumo diario de almendras durante 24 semanas en personas con diabetes tipo 2. Los autores encontraron que la incorporación de almendras en la dieta ayudó a controlar los niveles de azúcar en sangre y a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Las almendras reducen los niveles corporales de colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad (LDL), que puede bloquear las arterias. Aumentan la cantidad de colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad (HDL), que ayuda a eliminar el colesterol LDL de las arterias. Esta es parte de la razón por la que las almendras reducen el riesgo de enfermedades cardíacas.


El número exacto de frutos secos que debe comer todos los días

Es posible que haya comenzado a incorporar un puñado de nueces en su dieta saludable para el corazón y el cerebro, pero un nuevo estudio agrega algunos detalles convincentes sobre el poder estrella nutricional de este refrigerio favorito de todos los tiempos.

Investigadores holandeses siguieron a 120.000 adultos (de 55 a 69 años) como parte de un estudio de cohorte de los Países Bajos y revisaron los datos para encontrar que comer nueces parecía ofrecer protección contra varias causas importantes de muerte. Tanto los hombres como las mujeres que comían al menos 10 gramos de nueces por día tenían menos probabilidades de morir de cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas, y el humilde maní desempeñaba un papel igual de importante, dice el autor principal, Piet van den Brandt, PhD, epidemiólogo y profesor de la Universidad de Maastricht en Holanda.

En comparación con los que no comen frutos secos, las personas que comían al menos 10 gramos al día tenían un 23% menos de probabilidades de morir por cualquier causa. Tenían un 17% menos de probabilidades de morir de enfermedad cardíaca, un 21% menos de probabilidades de morir de cáncer, un 30% menos de probabilidades de morir de diabetes y un 47% menos de probabilidades de morir de enfermedades neurodegenerativas, según el estudio, que se publicó en los Revista Internacional de Epidemiología. Sin embargo, comer más gramos no mejoró los porcentajes de manera significativa. (La diabetes no tiene por qué ser tu destino, el nuevo libro de Rodale, La forma natural de vencer la diabetes, le muestra exactamente qué comer y hacer para prevenir la enfermedad e incluso revertirla).

"Los cacahuetes y los frutos secos son relativamente ricos en grasas mono y poliinsaturadas, proteínas, fibra, varias vitaminas B y antioxidantes, lo que podría explicar parte del efecto", dice van den Brandt. Pero es posible que las nueces en sí mismas no sean responsables de todo el efecto. "Los consumidores de frutos secos en esta población tendían a tener una mejor salud en general, comer más frutas y verduras, consumir suplementos dietéticos con más frecuencia y tener un nivel de educación superior", dice Bradley Bolling, PhD, profesor asistente en el departamento de ciencia de los alimentos en la Universidad de Wisconsin-Madison, que no participó en el estudio. Todos estos hábitos positivos podrían ayudar a prolongar su vida útil.

Desafortunadamente para aquellos de nosotros con un hábito de mantequilla de maní, el PB & ampJ ocasional no es suficiente. Los autores no están muy seguros de por qué la versión mezclada no ofrece la misma ventaja que desafía a la muerte que la nuez entera, pero sospechan que se debe a los efectos negativos de las grasas trans o de sodio agregadas en algunas marcas comerciales de mantequilla de maní. (Otras mantequillas de nueces, como la mantequilla de almendras, no se analizaron en caso de que sienta curiosidad). También puede haber diferencias en los estilos de vida o hábitos alimenticios de las personas que consumen más mantequilla de maní que nueces enteras, dice Bolling. Por ejemplo, los autores del estudio consideraron el hecho de que los fanáticos de la mantequilla de maní bebían menos alcohol, pero otros factores podrían haber pasado desapercibidos.


Control de azúcar en sangre

Después de la digestión, el cuerpo convierte los carbohidratos en glucosa o azúcar, enviando este azúcar a la sangre para que la insulina pueda ayudar a convertirla en energía. Sin embargo, las personas con diabetes tienen insulina lenta o no producen suficiente insulina y, como resultado, tienden a experimentar niveles altos de azúcar en sangre. Comer porciones moderadas de alimentos que contienen carbohidratos y distribuir estos alimentos a lo largo del día ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Los cacahuetes son un alimento bajo en carbohidratos y es poco probable que las porciones pequeñas, como un puñado al día, causen un impacto significativo en los niveles de azúcar en la sangre. Un pequeño pero interesante estudio publicado en la edición de noviembre de 2012 de la Revista Británica de Nutrición comparó los efectos del azúcar en sangre de 75 g de comidas de desayuno con carbohidratos que incluían maní o mantequilla de maní o carecían de nueces. Los investigadores encontraron que aquellos que consumían mantequilla de maní y, en menor medida, maní entero, habían disminuido los picos de azúcar en la sangre después del desayuno y el almuerzo, lo que sugiere que los maní pueden desempeñar un papel en el manejo de los niveles de azúcar en sangre después de las comidas.


Diabetes

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., Las tasas de diabetes tipo 2, o aparición en la edad adulta, se han triplicado en los últimos 30 años. Esto se debe en gran parte a la epidemia mundial de obesidad, un factor de riesgo importante para desarrollar diabetes tipo 2. La conexión es tan fuerte que algunos expertos en salud han acuñado un nuevo término, "diabesidad".

Algunas poblaciones tienen un riesgo aún mayor de padecer diabetes. En comparación con los caucásicos, los afroamericanos tienen una tasa un 60 por ciento más alta de desarrollar diabetes y los hispanos tienen un 90 por ciento más de riesgo. Actualmente, la Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda que las personas de alto riesgo se realicen una prueba de azúcar en sangre en ayunas a partir de los 45 años. Sin embargo, la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos (AACE) y el Colegio Estadounidense de Endocrinología (ACE) tienen nuevas recomendaciones 1 que dicen que las personas en alto riesgo de diabetes puede necesitar ser examinado a partir de los 30 años. Las recomendaciones nuevas y más estrictas son consistentes con los estándares mundiales. Las personas de alto riesgo son aquellas que:

  • Tiene un familiar con diabetes
  • Tiene sobrepeso, definido como índice de masa corporal (IMC) superior a 25
  • Tiene una enfermedad cardíaca, presión arterial alta, niveles altos de triglicéridos o niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad (HDL): el colesterol "bueno".
  • Ha tenido diabetes gestacional o ha dado a luz a un bebé que pesa más de 9 libras.
  • Tiene síndrome de ovario poliquístico o
  • Tiene tolerancia a la glucosa alterada detectada por una prueba de azúcar en sangre.

Azúcar en mantequilla de maní y maní

    al explicar la diferencia de azúcar en la mantequilla de maní natural y tradicional.
  • ¿Cuánto de su ingesta diaria de azúcar representa esto?
  • ¿La mantequilla de maní y el maní se consideran alimentos bajos en azúcar?

Los cacahuetes ayudan a controlar el azúcar en la sangre

Ya sea que tenga diabetes tipo 2 o esté tratando de prevenirla, el objetivo es mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control. Con la diabetes tipo 2, el cuerpo pierde la capacidad de utilizar correctamente la insulina. Cuando esto sucede, los niveles de azúcar en sangre aumentan y dañan los vasos sanguíneos, lo que puede provocar daño renal, pérdida de la visión u otras complicaciones.

Para determinar el efecto de los alimentos sobre los niveles de azúcar en sangre, se deben considerar tanto el índice glucémico como la carga glucémica.

El índice glucémico (IG) de un alimento indica qué tan rápido los carbohidratos en ese alimento se convertirán en azúcar en su cuerpo. El IG se desarrolló originalmente como una herramienta para los científicos de investigación. El índice glucémico (IG) es una escala de puntos que se utiliza para comparar qué tan alto aumentan los niveles de azúcar en sangre y de insulina después de comer la misma cantidad de carbohidratos de diferentes alimentos. Los alimentos que se digieren más lentamente liberan azúcar gradualmente en el torrente sanguíneo, por lo que tienen un IG más bajo y son más saludables. El contenido de IG de los alimentos se mide en una escala de 100 puntos, donde 100 representan los alimentos con IG más alto. Los cacahuetes tienen un IG de 14, lo que los convierte en un alimento con un IG bajo.

La carga glucémica (GL) es un término más nuevo que tiene en cuenta el IG y nos da una mejor idea del efecto general de un alimento sobre los niveles de azúcar en sangre. Por definición, la carga glucémica es la cantidad de carbohidratos en un alimento multiplicada por el índice glucémico de ese carbohidrato. En otras palabras, la carga glucémica toma en consideración tanto el tipo como la cantidad de carbohidratos, lo que la convierte en una medida más factible al examinar los alimentos en el contexto de dietas saludables. La escala de "carga glucémica" (GL) también mide los picos de azúcar en sangre, pero usa el tamaño de la porción típica de cada alimento en lugar de una cantidad estándar de carbohidratos, lo que la convierte en una herramienta aún mejor para mostrar cómo diferentes alimentos pueden afectar el azúcar en sangre.

Un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard8 analizó los patrones de dieta y ejercicio de más de 65,000 mujeres del Nurses Health Study que estaban libres de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes. Los investigadores encontraron que comer alimentos de bajo índice glucémico como mantequilla de maní, brócoli, yogur y frijoles junto con una dieta rica en fibra de cereales compleja puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Se encontraron resultados similares en hombres.

Estudios más recientes examinan los efectos de la carga glucémica. Investigadores de Harvard descubrieron que las mujeres que consumían dietas de alta carga glucémica (pesadas tanto en alimentos con IG alto como en carbohidratos totales) tenían niveles más bajos de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) y triglicéridos más altos, dos factores de riesgo tanto para la diabetes como para las enfermedades cardíacas.

Las investigaciones han demostrado que los cacahuetes pueden ayudar a controlar el azúcar en sangre tanto en personas sanas como en personas con diabetes tipo 2. Incluso se ha demostrado que el maní y la mantequilla de maní ayudan a disminuir el pico de azúcar en la sangre cuando se combinan con alimentos con alto contenido de carbohidratos o GL.

El maní y la mantequilla de maní son alimentos con IG y GL bajos, ya que contienen aceites, proteínas y fibra saludables que tienen un efecto positivo en el control del azúcar en sangre.

Los alimentos con un IG y un GL más altos pueden hacer que el azúcar en la sangre y la insulina aumenten poco después de comer, y después de una comida, el azúcar en la sangre puede bajar aún más que antes. Esta caída del azúcar en sangre puede hacer que una persona se sienta cansada y hambrienta de más comida, y este ciclo de altibajos puede contribuir al desarrollo de prediabetes y diabetes. Además, las dietas con IG bajo pueden mejorar significativamente el control de la glucosa a largo plazo en personas con diabetes, de manera similar a las cantidades que se logran con la medicación.

Un estudio de 2013 realizado por Reis y sus colegas mostró que, cuando se comen por la mañana, los cacahuetes y la mantequilla de cacahuete tienen un impacto positivo en el control del azúcar en la sangre durante todo el día para las mujeres con alto riesgo de diabetes tipo 2. El consumo de 1.5 onzas de maní o mantequilla de maní en el desayuno no solo ayudó a disminuir los picos de azúcar en la sangre temprano en el día, sino que también se observaron efectos horas después cuando los participantes mostraron un control más uniforme del azúcar en la sangre después de un almuerzo alto en carbohidratos en ausencia de maní. o mantequilla de maní.

Más tarde, sus hallazgos fueron respaldados por un estudio de 2018 de la Universidad del Verbo Encarnado, que investigó el efecto del consumo de mantequilla de maní con un desayuno de alto índice glucémico sobre el azúcar en la sangre. Los investigadores encontraron que cuando se agregó mantequilla de maní a la comida de alto índice glucémico, el aumento de glucosa en sangre fue significativamente menor que sin la mantequilla de maní. Explicaron que este efecto puede deberse en parte a su alto contenido de proteínas y grasas saludables.

Además, comer cacahuetes / nueces de árbol puede ayudar a controlar el azúcar en sangre a largo plazo. Un estudio publicado en Diabetologia demostró que comer nueces mixtas (incluido el maní) en lugar de alimentos ricos en carbohidratos mejoró el control del azúcar en sangre a largo plazo y redujo el colesterol en hombres y mujeres con diabetes tipo 2.

Cacahuetes vs.Almendras

Si cree que las almendras más caras son más saludables que los cacahuetes, es hora de volver a pensar. En un estudio que comparó los efectos del consumo de maní o almendras en la salud de los pacientes diabéticos, se encontró que ambos eran igualmente beneficiosos.

Dos grupos de participantes, un grupo de maní y un grupo de almendras, fueron alimentados con dietas bajas en carbohidratos durante 12 semanas. A cada uno se le indicó que consumiera aproximadamente 2 porciones de maní o almendras todos los días.

Después de 12 semanas, los autores encontraron que ambos grupos mostraron una mejoría en los niveles de hemoglobina A1c (un marcador del control de la glucosa a largo plazo) y los niveles de glucosa. De hecho, los cacahuetes mejoraron tanto los niveles de glucosa en ayunas como los niveles de glucosa posprandial a las 2 horas (los niveles de glucosa se analizaron 2 horas después de una comida).

Los autores señalaron que si bien las nueces se recomiendan rutinariamente a los diabéticos para ayudar con el control de la glucosa, los costos más altos de las nueces de árbol pueden hacer que algunas personas las adquieran más difíciles. Los cacahuetes son una opción de bajo costo que puede ayudar a mantener saludables a los diabéticos si se consumen a diario como parte de una dieta equilibrada.

Los cacahuetes pueden controlar el aumento de peso

El sobrepeso es uno de los mayores factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2. Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Hospital Brigham and Women en Boston han descubierto que tres veces más personas pudieron seguir una dieta saludable de pérdida de peso moderada en grasas que las que siguieron la dieta baja en grasas recomendada tradicionalmente. Además, pudieron mantener el peso perdido durante más de 18 meses, tuvieron una mejor ingesta nutricional y estaban más satisfechos porque podían comer algunos de sus alimentos favoritos todos los días, como mantequilla de maní, nueces, maní y aceites grasos insaturados, en un patrón de alimentación saludable al estilo mediterráneo 3.

Investigaciones recientes de la Universidad de Purdue4 muestran que comer maní y mantequilla de maní es una forma eficaz de controlar el hambre sin provocar un aumento de peso. Los sujetos que comieron maní y mantequilla de maní autoajustaron su ingesta calórica de manera espontánea y no agregaron calorías adicionales a sus dietas diarias. Estos hallazgos apoyan estudios previos a corto y largo plazo que indican que el consumo regular de maní no promueve el aumento de peso.

Los cacahuetes son una buena fuente de magnesio

Se ha demostrado que el magnesio juega un papel en la reducción del riesgo de diabetes debido a su relación positiva con la forma en que el cuerpo libera y absorbe la insulina. Los cacahuetes contienen el 12% del valor diario de magnesio, lo que los convierte en una "buena fuente" del nutriente, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). En un estudio, las personas que comieron maní todos los días durante tres semanas no solo tuvieron una mayor ingesta de magnesio, sino que el magnesio en sangre también mejoró a niveles superiores a los recomendados.

Los estudios clínicos han demostrado que cuando las personas no consumen suficiente magnesio, aumenta su riesgo de diabetes tipo 2.

El magnesio también juega un papel en el síndrome metabólico, la inflamación y la resistencia a la insulina en personas de todas las edades. Los estudios muestran una asociación entre la deficiencia de magnesio y la resistencia a la insulina en los niños, así como la inflamación y el síndrome metabólico en los adultos mayores y de mediana edad.

Los cacahuetes pueden reducir los triglicéridos y mantener un buen colesterol HDL

Una vez se recomendó una dieta baja en grasas para la mayoría de las personas. Sin embargo, la Asociación Estadounidense del Corazón ha reconocido que una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos puede aumentar los triglicéridos en algunas personas, lo que puede promover la diabetes y aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. Estudios más recientes han demostrado que reemplazar algunos de los carbohidratos en su dieta con grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas en realidad reducirá los triglicéridos y mantendrá buenos niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), lo que puede disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Un estudio en el American Journal of Clinical Nutrition comparó una dieta con control de calorías que era más alta en grasas monoinsaturadas (MUFA) e incluía maní / mantequilla de maní, aceite de oliva o aceite de maní, con una dieta baja en grasas con control de calorías. La dieta alta en grasas monoinsaturadas y la dieta baja en grasas redujeron el colesterol total en aproximadamente un 11% y el colesterol LDL en un 14% en un mes. Sin embargo, la dieta del maní y la dieta del aceite de oliva tuvieron el beneficio adicional de reducir los triglicéridos en un 13% (frente a un aumento del 11% con la dieta baja en grasas) y mantener el colesterol HDL (frente a una disminución del 4% con la dieta baja en grasas). ).

El estudio encontró que, en general, la dieta que incluía maní / mantequilla de maní redujo el riesgo de enfermedad cardiovascular en un 21%, mientras que la dieta baja en grasas disminuyó el riesgo en solo un 12%.

La proteína vegetal reduce el riesgo de diabetes tipo 2

Un importante estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard muestra que consumir maní y mantequilla de maní reduce el riesgo de diabetes tipo 2 (Malik et al., Ingesta dietética de proteínas y riesgo de diabetes tipo 2 en hombres y mujeres de EE. UU.) Soy J Epidemiol, 2016 ).

Proteína vegetal de gran alcance

Los investigadores de Harvard evaluaron más de 20 años de datos siguiendo a más de 200,000 personas en los Estados Unidos. Su investigación se centró en la relación entre el consumo de proteínas vegetales y animales y el riesgo de diabetes tipo 2. Los investigadores encontraron:

  • Los participantes del estudio que consumieron altos niveles de proteína vegetal redujeron su riesgo de diabetes tipo 2 en un 9%.
  • Por el contrario, los participantes con dietas ricas en proteínas animales aumentaron su riesgo de diabetes tipo 2 en un 13% (consulte el gráfico a continuación).
  • En el estudio, "los cereales integrales y los cacahuetes y la mantequilla de cacahuete fueron las principales fuentes alimenticias de proteína vegetal consumidas con más frecuencia" (p. 9-10)
Las sustituciones saludables generan importantes beneficios para la salud en el futuro

Se sustituyó el 5% de la energía de la proteína vegetal (legumbres, cacahuetes, mantequilla de cacahuete, otros frutos secos y cereales integrales) por una cantidad igual de carbohidratos totales, carbohidratos refinados o proteínas animales. Estas sustituciones dieron como resultado una reducción del riesgo de diabetes del 19 al 23%:

Sustitución de proteínas vegetales por:

22% menos de riesgo de diabetes


La sustitución de maní y mantequilla de maní por proteína animal, granos refinados o papas resultó en una reducción del 7-21% del riesgo de diabetes tipo 2.

Sustituir el maní y la mantequilla de maní por carne procesada resultó en la mayor reducción del riesgo de diabetes (21%).

El maní y la mantequilla de maní son opciones de alimentos saludables para la diabetes tipo 2

Las pautas para prevenir la diabetes incluyen mantener un peso corporal adecuado, hacer actividad física y elegir alimentos saludables.

Los cacahuetes contienen no solo proteína vegetal (de hecho, son más ricos en proteínas que otros frutos secos), sino que también contienen fibra y ácidos grasos poliinsaturados. Las proteínas, la fibra y la grasa son alimentos cruciales para mantener la saciedad (sentirse lleno) y mantener los niveles normales de azúcar en la sangre; estos son factores críticos para mantener su peso y prevenir la diabetes.

¡Aquí hay una gran receta de maní para diabéticos! Esta receta es rápida, sencilla y es ideal para el desayuno o la merienda. Controle su azúcar en la sangre todo el día con estas bolas de proteína de mantequilla de maní fáciles de hacer:

RECETA DE BOLA DE PROTEÍNA DE MANTEQUILLA SIN HORNEAR

tiempo adicional: 30 MINUTOS

Hechas con solo 5 ingredientes, estas bolas de proteína de mantequilla de maní sin hornear, rápidas y fáciles de hornear, están llenas de proteínas y grasas saludables. ¡Una idea perfecta para un refrigerio saludable que tanto a los adultos como a los niños les ENCANTARÁ!

INGREDIENTES

  • 1 taza mantequilla de maní cremosa
  • 1/3 taza polvo de proteína de suero
  • 3 cucharadas mantequilla de maní en polvo
  • 2 cucharadas miel
  • 1 cucharadita canela
  • 1/4 cucharadita sal
  • 1/8 taza maní tostado sin sal , picado (opcional)

INSTRUCCIONES

  1. En un tazón mediano, mezcle todos los ingredientes hasta que quede suave.
  2. Utilizar una cuchara pequeña para galletas de 2 cucharaditas para repartir la masa, enrollando cada porción en forma de bola. Sumerja cada bola en los cacahuetes picados, como desee.
  3. Coloque las bolas de proteína en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino y refrigere durante 30 minutos para que se endurezcan.
  4. Almacene en el refrigerador en un recipiente hermético hasta por 2 semanas.

Información nutricional:

RENDIMIENTO: 12 TAMAÑO DE LA PORCIÓN: 2 bolas de proteína
Cantidad por porcion: CALORÍAS: 166 GRASA TOTAL: 11,0 g GRASA SATURADA: 2,1 g COLESTEROL: 3,5 mg SODIO: 86,2 mg CARBOHIDRATOS: 8,7 g FIBRA: 1,7 g AZÚCAR: 4,8 g PROTEÍNA: 8,7 g

Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos: Líderes mundiales en endocrinología piden nuevas pautas para la diabetes. Consultado el 29 de agosto de 2001. http://www.aace.com/pub/press/releases/index.php?r=20010821

Comunicado de prensa del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.: Dieta y ejercicio retrasan dramáticamente la diabetes tipo 2, medicamento para la diabetes Metformina también efectiva (6 de agosto de 2001) Consultado el 27 de agosto de 2001. http://www.nih.gov/news/pr/ aug2001 / niddk-08.htm

Kirkmeyer, S.V. y Mattes, R.D. Efectos de los atributos de los alimentos sobre el hambre y la ingesta de alimentos. Revista Internacional de Obesidad. 2000 24: 1167-75.

McManus, K. et al .. Un ensayo controlado aleatorio de una dieta moderada en grasas y baja en energía en comparación con una dieta baja en grasas y baja en energía para perder peso en adultos con sobrepeso. Revista Internacional de Obesidad. 2001 25: 1503-11.

Fraser, G. Sabate, J. Beeson, L.W. Strahan, M.T. Un posible efecto del consumo de frutos secos sobre el riesgo de enfermedad coronaria. Archivos de Medicina Interna. 1992 152: 1416-24.

Prineas, R.J. Kushi, L.H. Folsom, A.R. Bostick, R.M. Carta al editor. Revista de Medicina de Nueva Inglaterra. 1993329: 359.

Hu, F.B. Stampfer, M.J. Manson, J.E. Rimm, E. Colditz, G.A. Rosner, B.A. Speizer, F.E. Hennekens, C.H. Willett, W.C. Consumo frecuente de frutos secos y riesgo de enfermedad coronaria en mujeres: estudio de cohorte prospectivo. Revista médica británica. 1998317: 1341-5

Salmeron, Jorge, et al. Fibra dietética, carga glucémica y riesgo de diabetes mellitus no insulinodependiente en mujeres. Revista de la Asociación Médica Estadounidense. 1997277 (8): 472-77.

Salmeron, Jorge, et al. Fibra dietética, carga glucémica y riesgo de diabetes mellitus no insulinodependiente en hombres. Cuidado de la diabetes. 199720 (4): 545-550.

Liu, S., Manson, J.E., Stampfer, M., Holmes, M.D., Hu, F.B., Hankinson, S.E., Willet, W.C. Carga glucémica dietética evaluada mediante un cuestionario de frecuencia alimentaria en relación con el colesterol plasmático de lipoproteínas de alta densidad y los triacilgliceroles plasmáticos en ayunas en mujeres posmenopáusicas. Soy J Clin Nutr 200173: 560-6.

Kris-Etherton, PM y col. Aviso científico de la AHA: Ácidos grasos monoinsaturados y riesgo de enfermedad cardiovascular. Circulación, 14 de septiembre de 1999.

Kris-Etherton P.M. et al. Las dietas con alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados reducen las concentraciones de colesterol plasmático y de triaciglicerol. Revista Estadounidense de Nutrición Clínica. 199970: 1009-15

Hou YY, Ojo O, Wang LL, Wang Q, Jiang Q, Shao XY, Wang XH. Un ensayo controlado aleatorio para comparar el efecto de los cacahuetes y las almendras sobre los parámetros cardio-metabólicos e inflamatorios en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Nutrientes 2018 octubre 2310 (11). pii: E1565. doi: 10.3390 / nu10111565. PubMed PMID: 30360498 PubMed Central PMCID: PMC6267433.

Lesley N. Lilly, Cynthia J. Heiss, Sofia F. Maragoudakis, Kelli L. Braden y Scott E. Smith (2018) El efecto de la mantequilla de maní agregada en la respuesta glucémica a una comida de índice glucémico alto: un estudio piloto, revista del Colegio Americano de Nutrición, DOI: 10.1080 / 07315724.2018.1519404

Jenkins, D.J.A., Kendall, C.W.C., Lamarche, B. et al. Nueces como reemplazo de los carbohidratos en la dieta para diabéticos: un nuevo análisis de un ensayo controlado aleatorio. Diabetologia (2018) 61: 1734. https://doi.org/10.1007/s00125-018-4628-9

Malik VS, Li Y, Tobias DK, Pan A, Hu FB. Ingesta de proteínas en la dieta y riesgo de diabetes tipo 2 en hombres y mujeres de EE. UU. Soy J Epidemiol. Abril de 2016 15183 (8): 715-28. doi: 10.1093 / aje / kwv268. Publicación electrónica del 28 de marzo de 2016. PubMed PMID: 27022032 PubMed Central PMCID: PMC4832052.

Ajala O, English P, Pinkney J. Revisión sistemática y metanálisis de diferentes enfoques dietéticos para el manejo de la diabetes tipo 2. Soy J Clin Nutr. 2013, marzo de 1997 (3): 505-16. doi: 10.3945 / ajcn.112.042457. Publicación electrónica del 30 de enero de 2013. Revisión. PubMed PMID: 23364002.

Reis CE, Ribeiro DN, Costa NM, Bressan J, Alfenas RC, Mattes RD. Efectos agudos y de la segunda comida del maní sobre la respuesta glucémica y el apetito en mujeres obesas con alto riesgo de diabetes tipo 2: un ensayo clínico cruzado aleatorizado. Br J Nutr. 2013 junio 109 (11): 2015-23. doi: 10.1017 / S0007114512004217. Epub 2012 5 de noviembre. PubMed PMID: 23122211.

Dong JY, Xun P, He K, Qin LQ. Ingesta de magnesio y riesgo de diabetes tipo 2: metaanálisis de estudios de cohortes prospectivos. Cuidado de la diabetes. 2011 Sep34 (9): 2116-22. doi: 10.2337 / dc11-0518. Revisar. PubMed PMID: 21868780 PubMed Central PMCID: PMC3161260.

Mooren FC, Krüger K, Völker K, Golf SW, Wadepuhl M, Kraus A. La suplementación oral de magnesio reduce la resistencia a la insulina en sujetos no diabéticos & # 8211 un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo. Diabetes Obes Metab. 13 de marzo de 2011 (3): 281-4. doi: 10.1111 / j.1463-1326.2010.01332.x. PubMed PMID: 21205110.

Johnston CS, Buller AJ. Productos de vinagre y maní como alimentos complementarios para reducir la glucemia posprandial. J Am Diet Assoc. 2005 Dec105 (12): 1939-42. PubMed PMID: 16321601.

Song Y, Ridker PM, Manson JE, Cook NR, Buring JE, Liu S. Ingesta de magnesio, proteína C reactiva y la prevalencia del síndrome metabólico en mujeres estadounidenses de mediana edad y mayores. Cuidado de la diabetes. 28 de junio de 2005 (6): 1438-44. PubMed PMID: 15920065.

Huerta MG, Roemmich JN, Kington ML, Bovbjerg VE, Weltman AL, Holmes VF, Patrie JT, Rogol AD, Nadler JL. La deficiencia de magnesio está asociada con la resistencia a la insulina en niños obesos. Cuidado de la diabetes. 28 de mayo de 2005 (5): 1175-81. PMID de PubMed: 15855585.

Kirkmeyer SV, Mattes RD. Efectos de los atributos de los alimentos sobre el hambre y la ingesta de alimentos. Int J Obes Relat Metab Disord. 24 de septiembre de 2000 (9): 1167-75. PMID de PubMed: 11033986.

Salmerón J, Manson JE, Stampfer MJ, Colditz GA, Wing AL, Willett WC. Fibra dietética, carga glucémica y riesgo de diabetes mellitus no insulinodependiente en mujeres. JAMA. 12277 (6) de febrero de 1997: 472-7. PubMed PMID: 9020271.

Jenkins DJ, Wolever TM, Taylor RH, Barker H, Fielden H, Baldwin JM, Bowling AC, Newman HC, Jenkins AL, Goff DV. Índice glucémico de los alimentos: una base fisiológica para el intercambio de carbohidratos. Soy J Clin Nutr. 34 de marzo de 1981 (3): 362-6. PMID de PubMed: 6259925.


Ambos contienen grasas saludables

La diferencia en el contenido de grasa es mínima. Las almendras tienen 15 gramos y los cacahuetes contienen 14 gramos de grasa total en una porción de 1 onza. Un gran porcentaje de la grasa (el 80 por ciento en los cacahuetes y el 88 por ciento en las almendras) consiste en grasas insaturadas,

Estas grasas saludables reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular al reducir los niveles de colesterol en la sangre y combatir la inflamación, dice Harvard Health. Aproximadamente entre el 20 y el 35 por ciento de las calorías diarias deben provenir de las grasas, y la mayor parte posible de las grasas insaturadas, según Harvard Health.


How Peanuts Compare With Other Nuts

“Having an ounce of nuts several times a week is a healthy move,” Klosz says. (That’s about 28 dry-roasted peanuts.) Each type of nut has its own particular health perks, which is why it’s good to eat a variety of types.

Peanuts have about the same amount of calories as almonds, cashews, and walnuts, but they win when it comes to protein (with 7 grams per ounce, they have nearly twice as much as walnuts, for example), and are second only to almonds in terms of fiber (2.4 grams vs. 3 grams per ounce).

Walnuts are rich in heart-healthy omega-3 fatty acids, but peanuts stand out for their arginine content. This amino acid (a building block of protein) helps to improve blood flow by relaxing constricted blood vessels.

Plus peanuts require less water and are easier to grow than tree nuts, making them less taxing on the environment and on your wallet. “Nuts can be expensive,” Malik says, “but peanuts are actually cheaper than a lot of the other nuts out there.”

At Costco, for example, peanuts cost around 20 cents per ounce. Almonds at Costco cost 31 cents per ounce walnuts, 37 cents pistachios, 39 cents and cashews, 57 cents.


Nuts for diabetes | How nuts help manage blood sugar levels

As per the American Heart Association, people with type-2 diabetes are two to four times likely to die of heart disease as compared to those without it. The healthy fats in nuts protect your heart, further preventing heart diseases and related conditions.

What's more, nuts are said to help regulate blood sugar levels, which makes them a good option for snacking. Almonds have been shown to slow down the blood sugar response when eaten with carbohydrate-rich foods, as per a study published in the journal Metabolism.

Diabetes Management: Nuts could do wonders for your blood sugar levels.

Nuts are known to be low-glycaemic foods, which is a ranking of carbohydrate according to how they affect blood sugar levels. They have a limited amount of dietary carbohydrate therefore, it has a little effect on your blood glucose levels.

Here are a few nuts that are said to be great for diabetics:

According to a study published in the Diabetes Care journal, including walnuts in the diet of patients with type-2 diabetes significantly improved their cholesterol profile, reducing the risk of heart disease. Walnuts are known to have more fibre as compared to other nuts. Fibre tends to digest slowly, resulting in instant spikes in blood sugar after meals.

Almonds are said to decrease post-meal blood sugar spikes. A study found out that eating almonds may help increase insulin sensitivity in people with pre-diabetes.

Cashews are lower in fat as compared to other nuts. Over 75 percent of the fat in cashews is oleic acid, which is also known to be a heart-healthy mono-unsaturated fat. Moreover, cashews are responsible for lowering blood sugar levels.

Most health experts suggest taking about a handful of nuts every day to enjoy a healthful life. Asegúrese de consultar a un médico antes de cambiar a las nueces y también verifique si tiene alergias.

Disclaimer: This content including advice provides generic information only. It is in no way a substitute for qualified medical opinion. Always consult a specialist or your own doctor for more information. NDTV does not claim responsibility for this information.


10 Dopamine Boosting Foods You Should Include In Your Diet

Dopamine is a neurotransmitter found in the brain that serves many purposes. It is linked to memory, attention, productivity and weight loss along with an important role in restricting impulsive behaviour and preventing Parkinson's disease.

According to a study based on COVID-19, the coronavirus is likely to alter the dopamine pathways in the brain. [1] Another study on SARS says about the change in neurons and nerve fibres in the brain causing problems like encephalitis. [2] As COVID-19 is believed to be similar to SARS, it is likely to affect the functioning of the brain negatively.

Boosting dopamine levels in our body through diet is the best way to prevent such viral diseases. When dopamine level are high, it affects the pleasure centre in the brain causing improved mood and motivation. Lack of dopamine in our body can lead to a lack of enthusiasm, depression, cold feet, low sex drive, mental fatigue, lack of focus and others. Take a look at the foods that help boost the dopamine levels in our body.


Ver el vídeo: Nuevo Estudio Dice Que La Comida Picante Podría ayudar a la Gente Vivir Más (Enero 2022).